El gobierno de Bolivia expulsa a cientos de agentes del régimen cubano

La nueva ministra conservadora de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, reveló el jueves que el país había llegado a un acuerdo para expulsar a más de 700 agentes del régimen comunista cubano del país.

Bolivia fue un país socialista durante más de 13 años bajo el ex presidente Evo Morales, quien renunciar el pasado fin de semana luego de las revelaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) de evidencia significativa de fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Morales se postuló para un cuarto mandato inconstitucional después de obligar a la corte constitucional de la nación a dictaminar que tenía un «derecho humano» para postularse para un cargo indefinido.

Debajo de Morales, Bolivia bienvenido cientos, si no miles, de agentes del gobierno cubano de los sectores militar, diplomático y médico. Bolivia es uno de los mayores patrocinadores del programa de médicos esclavos de Cuba, que genera $ 11 mil millones un año para el régimen enviando médicos al extranjero para trabajar en áreas peligrosas y remotas y negándose a pagarles un salario.

La evidencia ha surgido en países como Brasil, donde un ex gobierno socialista también dio la bienvenida a los médicos cubanos, de que muchos de ellos eran agentes de seguridad del Estado disfrazados, infiltrados en gobiernos extranjeros para ayudar a los líderes socialistas a mantener un control absoluto sobre el poder.

Hablando al diario boliviano El deber, La canciller Longaric dijo que el gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez había llegado a un acuerdo con los cubanos para retirar a todos sus agentes en el país.

«He hablado extensamente con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y él expresó que, para evitar una mayor fricción, Cuba retirará a 725 funcionarios que realizan actividades médicas, de comunicaciones y otras actividades», dijo Longaric. «Retirarán a sus funcionarios a partir de mañana [Friday] y concluirá el proceso el próximo miércoles «.

Cuando se le preguntó si los funcionarios fueron expulsados ​​formalmente, Longaric dijo que Cuba «ha entendido que debemos retocar las relaciones diplomáticas en un clima de respeto mutuo, pero el canciller cubano solicitó respeto por la seguridad de los funcionarios en este proceso».

El deberLos reporteros pidieron al gobierno de Áñez que expulsara de manera similar a los agentes de la Venezuela socialista, a lo que Longaric respondió: «ya veremos mañana».

En una entrevista separada, Longaric dijo que la partida de los comunistas cubanos fue «oportuna y necesaria» y que «todas las señales apuntan a» una retirada similar de agentes para el dictador venezolano Nicolás Maduro, quien dejó de ser el presidente legítimo de Venezuela en enero, y la retirada de los diplomáticos bolivianos de Venezuela .

El régimen comunista cubano fue uno de los aliados más cercanos de Morales y continúa defendiéndolo, rechazando la abrumadora evidencia de la OEA de que Morales robó una elección en la que participó ilegalmente y calificó la imposición de la constitución boliviana como un «golpe».

«Reiteramos nuestra condena contra el golpe de estado en Bolivia y la violencia y la represión desatada contra su gente», publicó Rodríguez en Twitter el martes, el día que Áñez asumió el control. “Es un ataque a la paz, la estabilidad y la legalidad de esa nación y de toda Nuestra América. El hermano Evo Morales puede contar con la solidaridad de Cuba «.

Desde entonces, la policía ha revelado que la violencia «desatada» en el pueblo de Bolivia ha sido en gran parte de la mano de izquierdistas, algunos de los cuales parecen haber sido pagados por agentes del gobierno cubano.

El miércoles, la policía en El Alto, Bolivia, una fortaleza socialista, detenido Cuatro cubanos con bolsas de lona llenas de miles de dólares. Los residentes locales habían detenido a tres de esas personas y le dijeron a la policía que lo hicieron porque los cubanos estaban entregando efectivo a las personas a cambio de disturbios. El cuarto fue arrestado por cargos similares.

Los cubanos afirmaron que el dinero era para pagar médicos esclavos en Bolivia, que no reciben un salario.

La policía en La Paz, la capital ejecutiva, también arrestó el miércoles a tres ciudadanos venezolanos que encontraron explosivos industriales, incluida la dinamita, para destruir la ciudad. Desde que Morales renunció y huyó a México, socialista «hordas«Han estado incendiando las casas de políticos antisocialistas, estaciones de policía, empresas y vehículos de transporte público. El lunes, incendiaron un tercio de la flota de autobuses públicos de La Paz.

«Hemos capturado a tres venezolanos, mezclados con la multitud … sí, hay extranjeros que se infiltran en estas protestas», dijo la policía a la televisión boliviana esta semana.

Otro individuo detenido fue identificado como Facundo Molares Schoenfeld, un ciudadano argentino que había desaparecido desde 2017 después de pasar años cometiendo actos de terrorismo en nombre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Comunistas de Colombia (FARC). La policía dijo a los periodistas que la evidencia indicaba que alguien aún no identificado le había pagado a Molares para ingresar a Bolivia y entrenar a los socialistas en tácticas terroristas, incluidos el saqueo, el uso de armas y el desarrollo de explosivos.

Los miles de presuntos «indígenas bolivianos» que marcharon desde El Alto a La Paz en apoyo de Morales cantaron «aquí vamos, guerra civil», y muchos han demostrado ser organizados y entrenados por izquierdistas blancos extranjeros de Cuba. , Venezuela y Argentina.

El régimen de Castro utiliza regularmente agentes encubiertos y exagerados para colonizar los gobiernos de sus aliados latinoamericanos. Bajo Maduro, Venezuela es creído albergar hasta 100,000 agentes del gobierno cubano, responsables de dirigir el gobierno y gestionar la opresión de los disidentes políticos. En Brasil, el presidente conservador Jair Bolsonaro reveló que Cuba se estaba formando «células guerrilleras«En el país con» médicos «enviados a zonas remotas para radicalizar a los locales en el fanatismo comunista. Bolsonaro puso fin al programa de médicos esclavos cubanos de Brasil y ofreció asilo político a cualquier médico que quisiera no regresar a la isla comunista.

Luego de la renuncia de Morales en Bolivia, casi otros 50 funcionarios pertenecientes a su partido Movimiento hacia el Socialismo (MAS) también renunciaron y huyeron, dejando un vacío de poder en el poder ejecutivo. Áñez, el vicepresidente del Senado, era la persona de más alto rango en la cadena de mando que quedaba en el país y se hizo cargo como presidente interino el martes.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.



Publicado en Breibart

Acerca de Opinión Cubana 212 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodistica, la veracidad y la calidad de nuestra informacion.

Noticias diarias en tu email



SUBSCRIPCIÓN   |   ACCEDER



Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario