Crece indignación en México y El Salvador por muerte de mujer bajo custodia policial

CIUDAD DE MÉXICO (AP) – La indignación creció en México y El Salvador cuando las autoridades mexicanas dijeron el lunes que una autopsia de una mujer salvadoreña que murió bajo custodia policial confirmó que la policía le rompió el cuello.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo rotundamente que Victoria Esperanza Salazar fue asesinada por la policía en el balneario caribeño de Tulum.

Victoria Esperanza Salazar soltó un grito el sábado por la tarde cuando una mujer policía se arrodilló sobre su espalda para esposar sus manos detrás de ella. Salazar estaba boca abajo en la calle y descalzo. Sus pies se agitaron. Un par de personas pasaron lentamente en bicicleta. Había puestos de comida a unos metros de distancia.

Los clips de video improvisados ​​no dan una idea del tiempo transcurrido. Luego, se ve a otros tres oficiales parados alrededor de su cuerpo inmóvil, todavía boca abajo, charlando casualmente. Más tarde, tres oficiales levantan su cuerpo aún esposado en la parte trasera de una camioneta de la policía y se alejan.

El video que circula en las redes sociales no muestra los eventos antes de que Salazar estuviera boca abajo en la calle con el oficial encima de ella.

Una autopsia concluyó que Salazar murió por una fractura en el cuello. El examen encontró “una fractura de parte de la columna vertebral superior producida por la rotura de la primera y segunda vértebra que provocó la pérdida de la víctima”, dijo en un video el fiscal del estado de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca.

Las lesiones fueron “compatibles y coinciden con maniobras de sometimiento aplicadas a la víctima durante su detención” y evidencian un uso “desproporcionado” de la fuerza. Dijo que su oficina estaba preparando cargos de feminicidio contra los cuatro policías.

Salazar había estado viviendo en México durante algunos años con una “visa humanitaria”, dijo el presidente de El Salvador, Nayib Bukele. “Fue brutalmente asesinada por policías de Tulum en Quintana Roo, México”, escribió el presidente. Dijo que el gobierno apoyaría a las dos hijas de Salazar.

“Veo a miles de mexicanos indignados, exigiendo justicia para nuestro compatriota”, dijo Bukele. “Están tan indignados como nosotros. No olvidemos que no fueron los mexicanos los que cometieron este crimen, sino algunos delincuentes de la policía de Tulum ”.

López Obrador juró el lunes que los responsables serían sancionados.

“La trataron brutalmente y la asesinaron”, dijo López Obrador. “Es un evento que nos llena de dolor y vergüenza”.

El lunes, una pequeña planta en maceta y un par de velas estaban afuera de la tienda donde mataron a Salazar. Alguien escribió «Aquí mataron a Victoria» en grandes letras moradas en el pavimento.

Salazar se fue de Sonsonate, aproximadamente a una hora al oeste de San Salvador, hace cinco años para buscar mejores oportunidades y escapar de la violencia callejera de la zona, dijo su madre Rosibel Emerita Arriaza. Ella era madre soltera de dos hijas.

Dejó a sus hijas con su familia y se dirigió a México. En la ciudad de Tapachula, en el sur de México, cerca de la frontera con Guatemala, Salazar solicitó y recibió el estatus de refugiado. El Instituto Nacional de Migración de México confirmó ese lunes.

Una vez que tuvo estatus legal, se mudó a la ciudad balneario de Tulum en la costa caribeña de México. Una alternativa más relajada a Cancún y Playa del Carmen, Tulum había atraído multitudes y estaba luchando con un rápido crecimiento. Salazar encontró trabajo limpiando hoteles y trajo a sus hijas, de 16 y 15 años, para que la acompañaran.

El lunes, Arriaza estaba trabajando con las autoridades salvadoreñas para que repatriaran el cuerpo de su hija. También planeaba viajar a México para reunirse con sus nietas.

“Quiero justicia para mi hija, porque no es justo lo que le hicieron”, dijo Arriaza. “Era una mujer que no estaba armada, solo por ser mujer y no sé qué pasó”.

Tras los resultados de la autopsia, el jefe de seguridad del estado de Quintana Roo, Lucio Hernández Gutiérrez, dijo que además de los cuatro policías involucrados en los hechos, el jefe de policía de Tulum también fue despedido el lunes.

Llamó al video del asesinato «vergonzoso y concluyente».

El alcalde de Tulum, Victor Mas Tah, dijo: «Entiendo y comparto la indignación y el dolor de toda la sociedad». Dijo que los ex policías serían encarcelados en las próximas horas.

Manuel Barradas, dueño de una pequeña tienda de conveniencia, dijo que Salazar se le apareció «fuera», así que cuando ella se acercó a su tienda, le prohibió la entrada. Las autoridades no mencionaron que Salazar estuviera bajo la influencia de nada al discutir la autopsia. La policía la detuvo poco tiempo después.

Las marchas de protesta estaban programadas para más tarde el lunes en Tulum, Ciudad de México y San Salvador.

Las escenas recordaban la muerte de George Floyd en Minneapolis en 2020. Floyd fue declarado muerto después de que un oficial de policía blanco presionó su rodilla contra el cuello del hombre negro durante unos nueve minutos, manteniendo su posición incluso después de que Floyd se quedó flácido.

La muerte de Floyd fue capturada en un video de espectadores ampliamente visto y provocó protestas a veces violentas en Minneapolis y más allá, lo que llevó a un ajuste de cuentas en todo el país sobre la raza. El juicio de ese oficial comenzó el lunes en Minneapolis.

La fiscalía de Quintana Roo dijo que cuatro policías de Tulum, tres hombres y una mujer, estaban bajo investigación por su probable participación en el incidente del sábado por la noche. Dijeron que se estaban examinando huellas dactilares y pruebas forenses en el caso.

“No habrá impunidad para quienes participaron en la muerte de la víctima, y ​​se aplicará toda la fuerza de la ley para llevar a los responsables a juicio”, dijo la oficina en un comunicado.

Parece probable que la muerte de la mujer provoque tensiones en Quintana Roo, donde la policía utilizó munición real para ahuyentar a una multitud de unos 100 manifestantes en Cancún en noviembre.

Los manifestantes se manifestaban contra los asesinatos de mujeres y algunos rompieron ventanas y quemaron documentos fuera del ayuntamiento, mientras que otros intentaron derribar una barrera de madera contrachapada en una entrada.

La policía disparó al aire, pero las personas resultaron heridas cuando los manifestantes se apresuraron a escapar cuando sonaron los disparos. El gobernador del estado condenó el uso de la fuerza y ​​el jefe de la policía estatal fue expulsado.

__

Alemán informó desde San Salvador, El Salvador. El videoperiodista de AP Dan Christian Rojas en Tulum contribuyó a este informe.

.

Leer en Associated Press

Acerca de Opinión Cubana 210 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodistica, la veracidad y la calidad de nuestra informacion.

Noticias diarias en tu email



SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER



Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario