Norteamericanos sufren graves lesiones cerebrales por ataques con microondas rusos

Ciento treinta norteamericanos, en su mayoría diplomáticos, sufren graves daños cerebrales, tras recibir ataques con radiaciones de microondas, atribuidos a Rusia, y que generan síntomas neurológicos de debilidad permanente, según informes oficiales.

Funcionarios estadounidenses informaron de 130 presuntas víctimas que reciben tratamiento por lesiones cerebrales, dolores de cabeza debilitantes y vértigo, dijo este jueves la cadena Fox News, en una investigación de la reportera Jennifer Griffin.

«Los rusos han estado trabajando en armas de microondas móviles durante años», recordó la Fox, que citó a dos personas que trabajaron en el Consejo Nacional de Seguridad (NSC), durante la administración Trump y creen que fueron atacados en 2019 y 2020; en los días posteriores a las elecciones. Uno estaba cerca de la Casa Blanca y el otro paseaba a su perro.

Los primeros ataques podrían remontarse a 1996, pero ganaron una atención seria, por primera vez en 2016, en Cuba; cuando numerosos miembros del personal estadounidense describieron haber experimentado los síntomas y posteriormente, Canadá decidió reducir su personal diplomático en La Habana, tras conocer de varios funcionarios afectados por los llamados ataques sónicos.

El Servicio Central de Inteligencia Militar (GRU), podría estar detrás de los ataques neurológicos contra funcionarios del gobierno norteamericano, dijeron especialistas; tesis que coincide con la del ex Teniente Coronel cubano Omar Ruiz Matoses, exiliado en España y portavoz del movimiento de Militares Objetores de Conciencia (MOC).

“Mi apreciación técnica, es que se trata de un nivel de irradiación no ionizante muy poderoso y dañino para las personas”,declaró Ruiz Matoses al portal CiberCuba sobre los ataques sónicos en La Habana.

Cuando esta irradiación sobrepasa un nivel determinado, la relación de absorción específica en watts por el cuerpo humano, empieza a introducir calor; es decir, la energía electromagnética se transforma en energía calorífica en distintas partes del cuerpo humano, y como consecuencia trae fuertes dolores de cabeza, mareos, se desestabiliza el ser humano, explicó.

«Esto fue lo que pasó en Cuba a los funcionarios estadounidenses afectados”, subrayó Matoses, que tildó de «metedura de pata», las agresiones con ondas electromagnéticas a diplomáticos de Estados Unidos y Canadá.

Las fuentes norteamericanas aclararon que no tienen pruebas irrefutables, pero señalaron varios factores que, convierten al GRU en el principal sospechoso, debido a que la Inteligencia Militar rusa tiene una presencia notable en todas las áreas donde los funcionarios estadounidenses se han enfermado, es la única agencia con la tecnología capaz de realizar los ataques, y Rusia ha declarado que buscaba llevar a cabo una «guerra irregular» contra Estados Unidos.

Los especialistas del cerebro de la Universidad de Pensilvania, que examinaron a 40 funcionarios estadounidenses que son víctimas de estos presuntos ataques, confirmaron que los cerebros de las víctimas habían sufrido «cambios neurológicos tangibles» que «no eran como cualquier cosa que hayamos visto antes ”, dijeron a New York Worker, en 2019.

Según el primer estudio, las víctimas parecían haber sufrido lesiones cerebrales graves que se asemejaban a las conmociones cerebrales sufridas por soldados golpeados por bombas al borde de la carretera en Irak y Afganistán. Pero no hubo señales de impacto. Uno de los especialistas de la Universidad de Pensilvania dijo que era como si las víctimas tuvieran una «conmoción cerebral sin conmoción».

Máquinas avanzadas de neuroimagen probaron el volumen de materia blanca en los cerebros de las víctimas y encontraron que los resultados eran «significativamente» diferentes a los de los cerebros de personas que no habían experimentado los presuntos ataques sónicos.

«Está claro que algo estructural en el cerebro se vio afectado, pero no sabemos qué es y qué causó los efectos», dijeron los expertos de la Universidad de Pensilvania.

«La hipótesis de la histeria de masas está desacreditada por hallazgos neurológicos muy obvios que no puedes imitar», concluyeron.

El arma que podría estar detrás de los ataques es similar a los tipos de dispositivos de energía que se utilizan para derribar drones, indicó el reporte de FOX.

“La Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la empresa de tecnología Epirus han desarrollado un arma de microondas de alta energía móvil para derribar drones, Epirus también está trabajando en una variante en miniatura del arma que se puede transportar fácilmente en una camioneta”, dijo la cadena. »

Este es el tipo de tecnología que podría estar apuntando a los diplomáticos estadounidenses», concluyó el reporte de Fox News.

Acerca de Opinión Cubana 314 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar