Juan Guaidó confirma ‘mediación’ de Europa con Maduro

El presidente venezolano, Juan Guaidó, confirmó el jueves que había enviado enviados a una reunión con representantes del pícaro régimen socialista Nicolás Maduro en Noruega esta semana, insistiendo en que «no hay ningún tipo de negociación» entre las dos partes.

El jueves circularon rumores de que el gobierno noruego, en contacto con el régimen comunista cubano, había ofrecido mediar en las conversaciones entre el gobierno legítimo de Guaidó y Maduro, ya que Oslo había experimentado la mediación entre el gobierno colombiano y los terroristas marxistas durante el mandato del presidente colombiano Juan Manuel Santos. Esas conversaciones envalentonaron a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), convirtiendo a los terroristas en un partido político legal y elevando las tasas de producción de cocaína en el país.

En una conferencia de prensa el jueves, Guaidó pareció confirmar las conversaciones con el régimen de Maduro e intentar argumentar que el contacto con el régimen de Maduro no conduciría a más negociaciones.

«No hay ningún tipo de negociación. Es un esfuerzo de Noruega por una mediación que tiene meses de antigüedad ”, dijo Guaidó, según el periódico venezolano. El nacional. “Esta fue la segunda invitación de Oslo. Todo lo demás es especulación.

«No nos prestaremos a ninguna negociación falsa», insistió.

El presidente identificó a tres miembros de su gobierno que había enviado a Oslo para las conversaciones. Sin embargo, no hay evidencia de que las conversaciones hayan tenido lugar, y el periodista venezolano Nelson Bocaranda reportado El viernes que «a partir de ahora no se ha producido ninguna reunión entre representantes del gobierno legítimo y Nicolás Maduro».

Guaidó señaló que al mismo tiempo busca comunicarse con el ejército de los EE. UU. Sobre posibles esfuerzos cinéticos para eliminar a Maduro, quien se ha negado a abandonar el palacio presidencial a pesar de que ya no es legalmente el jefe de estado de la nación desde enero. Dijo a los periodistas que la presencia de soldados cubanos y grupos terroristas comunistas colombianos como las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela significaba que ya se había producido una ocupación militar.
«Eso es precisamente lo que Venezuela no quiere … Lo que Venezuela quiere es democracia, ahora, porque la necesitamos», dijo Guaidó. Agregó que no necesariamente apoyó una salida militar para Maduro, pero que daría la bienvenida a «todas las opciones» siempre que conduzcan a «estabilidad, gobernabilidad y elecciones libres». Como presidente interino, programar y supervisar elecciones libres para reemplazarse es la principal responsabilidad de Guaidó.

Guaidó reiteró en Twitter que, a pesar de las conversaciones en Oslo, su representante en Estados Unidos, el embajador Carlos Vecchio, había programado una reunión con el Comando Sur del Pentágono para el 20 de mayo, el aniversario de las elecciones fraudulentas de Maduro que llevaron a la inauguración de Guaidó.

«Nos estamos preparando para una reunión beneficiosa que nos permitirá avanzar en la cooperación internacional que Venezuela requiere», escribió. “También nos dirigimos a una invitación del gobierno de Noruega, y hoy nos reuniremos con un Grupo de Contacto en la Unión Europea. Reiteramos que cualquier iniciativa de mediación debe conducir al fin de [Maduro’s] usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres «.

El viernes, Noruega confirmó su papel en las conversaciones.

«Noruega anuncia que ha tenido contactos preliminares con representantes de los principales actores políticos de Venezuela, como parte de una fase exploratoria, con el objetivo de contribuir a encontrar una solución a la situación en el país», una declaración del gobierno de la nación leer. “Noruega elogia a las partes por sus esfuerzos. Reiteramos nuestra voluntad de continuar apoyando la búsqueda de una solución pacífica para el país «.

Noruega jugó Un papel clave en las conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC, una asociación marxista narco-terrorista responsable de decenas de miles de asesinatos, violaciones, secuestros, abortos forzados y otros crímenes contra la humanidad. Los medios de comunicación noruegos informaron que algunos de los mismos negociadores que trabajaron en las conversaciones de las FARC también se involucraron en la oferta de mediación actual, alegando que existe evidencia de que Noruega ha pasado al menos un año tratando de convencer a la oposición para que inicie conversaciones con el dictador corrupto.

Noruega es notablemente una de las pocas naciones en el mundo libre que no reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela.

Las conversaciones de las FARC han dejado a Colombia con un renovado problema de drogas y terrorismo después de haber debilitado significativamente a los terroristas a mediados de la década de 2000, producto de colaboración entre el entonces presidente Álvaro Uribe y su homólogo estadounidense, George W. Bush. El acuerdo de «paz» otorgó a las FARC una representación garantizada en el Congreso colombiano como partido político y le dio al gobierno un poder mínimo para inspeccionar sus fuentes de ingresos. Como resultado, Colombia ha experimentado un auge de la cocaína y destapado significativo evidencia que los principales líderes de las FARC han usado las ganancias de las drogas para campañas políticas.

Los resultados de las negociaciones entre Maduro y la oposición, que tuvieron lugar entre 2015 y 2017, fueron mucho más letales. En ese momento, la oposición había formado un coalición liderada por socialistas conocida como la Mesa Redonda de la Unidad Democrática (MUD) para entablar conversaciones con el régimen de Maduro para exigir el fin de la violencia estatal contra los disidentes y la liberación de los presos políticos. El MUD se formó después de una victoria electoral histórica para la oposición en las elecciones legislativas de 2015, la última ronda de votación libre y justa en el país. Maduro aprovechó el tiempo durante el cual el MUD detuvo las protestas para entablar un diálogo para encarcelar y matar a cientos de disidentes, incluidos muchos adolescentes y menores.

Según la ONG venezolana Provea, «8.291 personas fueron asesinadas por agentes de las fuerzas públicas [police and military] entre enero de 2015 y junio de 2017 «. Maduro permaneció en el poder y la oposición perdió notablemente la confianza de la gente, lo que resultó en protestas más pequeñas y Maduro intentó disolver la legislatura nacional y reemplazarla con un cuerpo dirigido por su esposa, hijo y otros leales.

Will popular, la fiesta de Juan Guaidó, especialmente salido El diálogo en 2016 después de que el líder Leopoldo López, entonces aún prisionero político, declarara que no había una base sólida para negociar con el régimen de Maduro. Popular Will es un miembro de pleno derecho de la Internacional Socialista.

El fracaso del MUD dejó un sabor agrio en la boca de los venezolanos. UNA encuesta Por la firma Meganalisis publicada este mes se encontró que el 87.6 por ciento del país se opuso a cualquier diálogo entre Maduro y Guaidó.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.



Publicado en Breibart

Acerca de Opinión Cubana 212 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodistica, la veracidad y la calidad de nuestra informacion.

Noticias diarias en tu email



SUBSCRIPCIÓN   |   ACCEDER



Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario