Los cubanos eligen entre los alimentos y el riesgo de coronavirus en la línea de racionamiento

El medio independiente Cubanet publicó el martes un video de una larga fila en La Habana, Cuba, en el que ciudadanos angustiados se quejaron de esperar afuera en espacios cerrados durante horas para sus raciones de comida asignadas por el gobierno, exponiéndose a los posibles portadores del coronavirus chino.

El gobierno comunista cubano reclamado haber confirmado 57 casos de coronavirus chino en la isla a partir del miércoles. Identificó a otras 1,479 personas hospitalizadas con síntomas que podrían indicar una infección por coronavirus. El régimen de Castro afirma que los turistas italianos trajeron el virus a la nación isleña, a pesar del tráfico constante de personas entre Cuba y su nación comunista China, donde se originó el virus.

Inicialmente, Cuba anunció que lanzaría una iniciativa turística para atraer a las personas cuyas vacaciones habían sido canceladas por gran parte del resto del mundo instituyendo cuarentenas y bloqueos para combatir la enfermedad altamente contagiosa. También rechazado cerrar las escuelas; Debido a la grave escasez de agua y jabón en el país, las escuelas solicitaron que los padres enviaran a cada niño a sus aulas con una pequeña cantidad de jabón, que los padres se quejaron de que no podían pagar ni encontrar en ninguna tienda.

Desde entonces, el régimen de Castro ha cedido a la demanda popular de cerrar escuelas, cortar el tráfico del extranjero y cerrar bares, clubes nocturnos y otros negocios que atraen multitudes. Sin embargo, aparte de estas medidas, ha hecho poco para cambiar las realidades diarias del cubano promedio que las hacen altamente vulnerables a una infección viral.

Lo más importante entre estas son las líneas de raciones perennes, donde los cubanos pueden pasar la mayor parte del día esperando muslos de pollo, pan duro o una pequeña cantidad de detergente para la ropa. Como muestra el metraje publicado por Cubanet, las líneas de racionamiento no se ajustan a las pautas de distanciamiento social de los expertos en salud pública, que sugieren que las personas mantengan una distancia de seis pies entre ellas para evitar la propagación del virus en el aire.

Muchos en las líneas parecen estar usando máscaras caseras, lo que el gobierno comunista ha alentado sin proporcionar ningún acceso a máscaras médicas que realmente puedan bloquear los patógenos. Otros parecen haber hecho máscaras improvisadas para sus hijos.

«Hemos estado aquí peleando por un poco de pollo durante horas», protesta una persona en la línea.

Otra persona, una mujer, se queja del uso de máscaras caseras.

«Elimínelo con la locura con la máscara facial, esas cosas son microscópicas, es mentira que la máscara facial lo bloquee, aléjese de mí», dice la mujer exasperada.

Un hombre intenta explicar a la multitud que la persona a cargo de la distribución de pollos está utilizando un «nuevo método» para ayudar con el distanciamiento social: en lugar de dejar que el individuo recoja su bolsa de pollo al frente de la línea, se les entregará una bolsa elegida por el trabajador del gobierno.

«Simplemente van a dar paquetes de pollo a la gente porque, antes, la gente elegía su propio pollo y eso lleva demasiado tiempo», dice el hombre, señalando que la línea no se ha estirado alrededor del bloque.

Al parecer, alguien a cargo o afiliado al gobierno se acerca a la persona con la cámara y le pide a los que están cerca que intenten hacer un espacio de un metro entre ellos, o aproximadamente la mitad de la distancia recomendada por los expertos en salud pública.

Los informes en otros medios esta semana tienen indicado esa creciente preocupación por un posible cierre de centros de distribución críticos ha creado agitaciones en los centros de racionamiento. Las líneas para el poco jabón disponible y artículos como platos y detergentes para la ropa han estado especialmente tensos esta semana.

Además de la escasez habitual de productos, las personas en el oeste de Cuba, particularmente en el área metropolitana de La Habana, son frente a escasez de agua El régimen de Castro reveló esta semana que cree que casi medio millón de personas en La Habana y sus alrededores no tienen acceso al agua, por lo que les es imposible lavarse las manos. Funcionarios de la Habana Reclamación lluvia insuficiente es la culpable de la escasez.

El régimen de Castro también proporciona apenas acceso a medicamentos básicos, incluidos antibióticos y medicamentos utilizados para tratar los síntomas del resfriado, que muchos resfriados tienen en común con el coronavirus chino. En julio, profesionales de la medicina. prevenido que más de 40 medicamentos comunes en farmacias globales no están disponibles o son raros de encontrar en toda la isla. Los cubanos que sufren fiebres y otros síntomas que pueden indicar una infección por coronavirus le dijeron a Radio Martí esta semana que tuvieron que recurrir al mercado negro para encontrar los medicamentos que sus médicos les recetaron.

«No hay medicamentos para bajar la fiebre o para calmar el dolor», Lázaro Yuri Valle, a cuya esposa, Eralidis Frómeta, le recetaron azitromicina para la fiebre y los dolores corporales, dicho Radio Martí. «La gente no tiene comida, ni bienes personales, y lo poco que [the government] saca a la luz hace que las personas se amontonen en las tiendas, y eso es lo que propaga la enfermedad. No hay forma de prevenir la propagación de este virus «.

Frómeta había pasado horas en una fila para comprar jabón antes de tener fiebre. El gobierno no la identificó como portadora de coronavirus. La pareja no pudo encontrar azitromicina, un antibiótico común, en ninguna farmacia legal y recurrió al mercado negro.

El régimen de Castro no ha reconocido el origen chino del virus. El periódico del partido comunista Granma publicado Un artículo que sugiere que el virus es un arma biológica de fabricación estadounidense.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.

Publicado en Breibart

Acerca de Opinión Cubana 212 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodistica, la veracidad y la calidad de nuestra informacion.

Noticias diarias en tu email



SUBSCRIPCIÓN   |   ACCEDER



Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario