Juzgado español archiva demanda contra Meliá por explotación de terrenos en Cuba

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá

El Juzgado de Primera Instancia número 24 de Palma de Mallorca, España, archivó una demanda contra Meliá Hotels International S.A. por la explotación de unos terrenos en Cuba, que fueron expropiados por el gobierno de Fidel Castro, pero du decisión puede ser apelada en instancias jurídicas superiores.

La jueza decretó el archivo de la demanda contra Meliá debido a la falta de jurisdicción de los tribunales españoles en el litigio porque los reclamantes involucran bienes propiedad de un estado extranjero.

El archivo se produce después de que la Audiencia Provincial de Baleares ordenó reabrir la causa para ampliar la demanda para incluir al Estado cubano en el procedimiento, pero La Habana no se ha personado en el proceso, según fuentes judiciales.

La jueza entiende que los hechos demandados están protegidos por la inmunidad de jurisdicción que ostenta Cuba que, en consecuencia, no puede ser demandada ni enjuiciada por tribunales españoles; aunque contra la resolución judicial se puede interponer recurso de apelación.

La demanda archivada fue interpuesta por la familia Sánchez Hill, a través de la empresa Central Santa Lucía, contra el grupo Meliá por la explotación de dos hoteles en Playa Esmeralda; en la nororiental provincia cubana de Holguín.

Los terrenos donde ahora se levantan los hoteles Paradisus Río de Oro y Sol Río de Luna y Mares, de la empresa estatal Gaviota y que gestiona Meliá Hotels International, fueron expropiados por el gobierno de Fidel Castro, en 1960 y sus propietarios nunca han sido indemnizados.

Los Sánchez Hill, que piden a la cadena hotelera una compensación de 10 millones de dólares (unos 8,9 millones de euros), no se han acogido a la Ley Helms-Burton, que permite a los estadounidenses -incluidos los cubanos nacionalizados- demandar en sus tribunales a compañías que se beneficien de terrenos o inmuebles que les fueron expropiados en la isla por el gobierno de Castro.

En 2020, la administración del presidente Donald Trump extendió la prohibición de entrada a Estados Unidos los 14 dueños y directivos principales de Meliá, que fueron notificados por la Secretaría de Estado, que en noviembre de 2019 había sancionado con igual medida a Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels International y hombre cercano al primer ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz.

Marrero Cruz fue director del hotel Paradisus Río de Oro, en Holguín y luego ascendido a Delegado territorial de Gaviota en esa provincia y ministro de Turismo.

Las sanciones norteamericanas, a las que se oponen Cuba, España y la Unión Europea, fueron impuestas por Washington, como consecuencia de las inversiones en los hoteles que maneja la compañía en la isla sobre parcelas que fueron expropiadas por el castrismo.

Además de los directivos notificados, la medida también afecta a todos sus familiares más cercanos, como cónyuges e hijos menores de edad.

Acerca de Opinión Cubana 314 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar