Presidente de Angola pide disculpas públicas por masacre de 1977 donde participaron tropas cubanas

Joao Lourenco en el Palacio Presidencial en Luanda, Angola. FOTO: Andrew Caballero-Reynold / REUTERS

João Lourenço, actual presidente de Angola, ha pedido disculpas públicas en nombre del estado angolano, a las víctimas de la masacre ocurrida el 27 de mayo de 1977 en las que murieron al menos treinta mil personas.

«Nos reunimos con las víctimas de los conflictos y los engólanos en general para pedir humildemente en nombre del Estado angoleño, nuestras disculpas públicas y perdón por el gran mal que fueron las ejecuciones sumarias en ese momento y en esas circunstancias”, declaró Lourenço en mensaje dirigido a la nación africana.

La disculpa, aseguró, «refleja nuestro más sincero pesar y voluntad de poner fin a la angustia que las familias han llevado a lo largo de los años consigo por la falta de información sobre la suerte corrida por sus seres queridos», añadió el mandatario al señalar que «es importante que cada uno asuma sus responsabilidades».

La masacre tuvo lugar el 27 de mayo de 1977 tras un intento de golpe de estado ejecutado por una facción del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), entonces dirigida por el ministro del Interior Nito Alves, quién fue rápidamente derrotado por el Gobierno del primer presidente angolano Agostinho Neto, con la ayuda de Cuba.

Tras el intento, miles de personas fueron detenidas por sus presuntos vínculos al levantamiento y posteriormente ejecutadas de forma sumaria, un proceso bajo supervisión del Gobierno de Neto y con apoyo de Fidel Castro. Según Amnistía Internacional, en la masacre fallecieron 30.000 personas, sin embargo tras fuentes no confirmadas aumentan la cifra hasta 90.000.

Participación de tropas cubanas

El general cubano Rafael del Pino, jefe de la agrupación aérea de La Habana en Angola en 1977, aseguró al periódico portugués Diario de Noticias en el 2007 que La Habana dispuso el despliegue de sus tanques T-34 en Luanda tras la revuelta permitiendo actuar libremente a las tropas fieles a Neto.

Afirmó también que Nito Alves, líder de la MPLA y segundo del entonces presidente Agostinho de Neto, contaba con el apoyo de la KGB como hombre de confianza de los soviéticos en Angola, mientras Neto se encargaba de las relaciones con los cubanos».

Según Del Pino, el intento de golpe fue «una operación secreta de la KGB que los cubanos controlaron de inmediato. «Cuando Cuba se dio cuenta de que Nito estaba siendo protegido por los soviéticos, imagino que La Habana reaccionó y se quejó a Moscú. En cualquier caso, hubiera sido muy difícil para Cuba haber aceptado la deposición de Agostinho Neto en caso de que la URSS siguiera adelante con su propósito. Neto obedecía totalmente a Fidel Castro», agregó.

Las tropas cubanas salieron de Angola en 1991, repatriando 2.077 cadáveres, según cifras del gobierno cubano; y tras la firma de el Acuerdo de Brazzaville, en diciembre de 1988, entre Angola, Sudáfrica, Cuba y la SWAPO, siendo presidente José Eduardo Dos Santos, quien estuvo 38 años en el poder tras suceder a Agostinho Neto.

Joao Manuel Gonçalves Lourenço asumió la Presidencia de Angola en septiembre de 2017 en una ceremonia en la que estuvo Miguel Díaz-Canel, enviado expresamente por Raúl Castro.

Acerca de Opinión Cubana 313 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar