Cuba cierra violentamente el desfile del Orgullo Gay ‘ilegal’

El régimen comunista de Cuba envió a la policía a golpear y arrastrar violentamente a algunas de las 300 personas estimadas que se congregan en La Habana el sábado para una marcha «ilegal» del orgullo gay, organizada después de que el régimen cancelara la «conga contra la homofobia» dirigida por Castro.

Mariela Castro, directora del Centro Nacional Cubano de Educación Sexual (Cenesex) que organiza la conga anual, denunció la marcha pacífica organizada en privado este fin de semana como un «espectáculo» de alguna manera orquestado por anticomunistas en La Habana. Si bien el régimen de Castro ha reprimido brutalmente a las personas LGBT, colocándolas en campos de trabajo junto con cristianos y otros «contrarrevolucionarios» en la década de 1960, el dictador Raúl Castro ha permitido a su hija Mariela reclamar el liderazgo de la agenda de derechos de los gays inexistente del gobierno como un proyecto favorito.

La policía política de Cuba arrestó al menos a ocho personas, una de las cuales simplemente se sospechaba que se acercaba para unirse a la protesta, y golpeó y se llevó a algunas de las personas más desafiantes de la multitud. Entre los arrestados estaban Ariel Ruiz Urquiola, un científico ambiental que inició una huelga de hambre el año pasado después de ser detenido por revelar el daño del régimen de Castro al ecosistema local, y a Daniel Llorente, el activista arrestado por presumir erróneamente que se dirigía a la marcha porque estaba vestido con su traje firma de la bandera americana.

Urquiola apareció en fotos tomadas en el evento, arrastradas por sus pies por agentes del gobierno cubano, gritando mientras usaba un lei rojo, blanco y azul alrededor de su cuello.

La publicación cubana independiente 14 y medio informó que la «Marcha LGBTI alternativa» atrajo a unas 300 personas al Parque Central de La Habana, el número más grande para una asamblea ilegal desde al menos 1994. Esos congregados agitaron banderas del arco iris y corearon consignas como «Cuba diversa» y «sí, pudimos».

La situación se volvió rápidamente violenta cuando los oficiales vestidos de civil comenzaron a atacar a los reunidos, transportando físicamente a algunos de los disidentes más prominentes presentes. Además de Urquiola, reporteros locales. identificado Iliana Hernández, Oscar Casanella, Juana Mora, Yasmany Sánchez Pupo, Yennia del Risco y Boris González Arenas entre los detenidos. Otros dos activistas, Isbel Díaz Torres y Jimmy Martínez, fueron identificados como «desaparecidos» después de sus arrestos. La tienda con sede en Miami Martí identificado Hernández y Arenas como periodistas presentes para documentar el evento. Los conocidos por haber sido arrestados fueron mantenidos en confinamiento hasta la medianoche, según los informes.

Casanella al corriente fotos de sí mismo en Facebook luciendo un vendaje alrededor de su frente y acusando a la policía de golpearlo y dejarlo sangrar en una celda de la prisión durante horas.

“Me llevaron al Hospital Calixto García y luego de algunas radiografías … me llevaron a la [police station] directamente a las celdas … por supuesto, en la celda ni siquiera había agua para lavar la sangre que derramé «, dijo.

La periodista de Reuters Sarah Marsh publicó un video del arresto de Casanella en Twitter. En el video, se puede escuchar al activista llamando a los oficiales «abusadores» y diciendo simplemente: «Voy a caminar, voy a continuar la marcha, estoy caminando … ¿por qué? ¿Qué he hecho? Solo quería seguir marchando «.

Casanella dijo que conoció a Daniel Llorente en prisión mientras estaba detenido. Llorente no es un activista LGBT sino un disidente independiente cuyo único acto de protesta es exhibir la bandera estadounidense. Se hizo mundialmente famoso en 2017 por agitar la bandera mientras corría frente al desfile del Primero de Mayo de ese año, una celebración anual del marxismo, y así desencadenó una violenta paliza captada por la cámara. Llorente pasó un año en prisión y un pabellón mental, identificado como mentalmente enfermo por afirmar que creía en Dios, dijo más tarde.

«Ayer alrededor de las 3:30 p.m. La Seguridad del Estado me arrestó frente a la Capital, pensando que iba a participar en la marcha Gay «, Llorente escribió en Facebook el domingo. «Se dieron cuenta de que llevaba una toalla con la bandera de Estados Unidos alrededor del hombro … Estuve detenido hasta casi las 11 a.m. En mi celda también estaban Sandalio» El Guerrero «y Oscar Casanella».

Llorente también publicó una imagen de cómo estaba vestido cuando fue arrestado, atribuyendo a la estrella de la música de baile cubana Chocolate MC por enviarle la toalla de la bandera de los Estados Unidos.

La marcha ocurrió el sábado para sustituir la «conga contra la homofobia» cancelada dirigida por la hija del dictador. Cenesex, que dirige Mariela Castro, emitido una declaración anunciando que era imposible organizar un evento de este tipo porque “las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional afectan directa e indirectamente a nuestro país y tienen impactos tangibles e intangibles en el curso normal de nuestras vidas cotidianas y en la implementación de políticas del estado cubano. La agencia instó a los cubanos a no participar en ningún evento de derechos de los homosexuales no controlado por el régimen de Castro.

Mariela Castro despedido La gran reunión del sábado y no abordó la violencia del régimen cubano contra ella, citando a un pensador izquierdista que condenó la manifestación y a ella misma calificándola como «un espectáculo organizado en Miami y Matanzas, respaldado por funcionarios de la embajada de los EE. UU. y cubierto por la prensa extranjera».

Un activista hablando con 14 y medio, Yasmany Sánchez Pupo, antes de ser arrestado, descrito el propósito de la manifestación para 14 y medio como recordatorio a los cubanos de «no temer hacer algo por sí mismos sin necesitar a nadie más», una idea peligrosa en un estado comunista.

Contrario a los intentos de Cenesex de casar la agenda de Castro con el falso activismo LGBT, el régimen de Castro ha sido notoriamente represivo queer a los cubanos, mientras que la comunidad cubana en el exilio se convirtió en el hogar de muchos que huían del régimen de Castro. Uno de los escritores más célebres de Cuba, Reinaldo Arenas, escribió sobre su arresto antes de abandonar Cuba en 1980 en sus memorias: Antes de que anochezca, que describe palizas brutales y torturas en las cárceles cubanas contra cubanos homosexuales y transgénero arrestados por su identidad. También señaló que, en la década de 1970, el régimen de Castro publicitó la noción de «la homosexualidad como un problema patológico» y ordenó a los comunistas homosexuales «inmediatamente retirados de su lugar de trabajo» porque «no cumplían con los estándares políticos y morales para ejecutar el oficina que tenían y, por lo tanto, estaban desempleados u ofrecieron un puesto en un campo de trabajo «.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.



Publicado en Breibart

Acerca de Opinión Cubana 212 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodistica, la veracidad y la calidad de nuestra informacion.

Noticias diarias en tu email



SUBSCRIPCIÓN   |   ACCEDER



Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario