Las amas de casa irreales de América

                    La caricatura liberal del ama de casa miserable ha creado más miseria de la que cura.

                    Pregúntele a cualquier joven de hoy cuál es su idea de la mujer estadounidense "tradicional", y ella mencionará, torciendo la cara con desdén, el ama de casa suburbana de mediados de siglo.

Es difícil decir si la mujer en nuestras cabezas fue alguna vez real, y mucho menos representante de alguna mayoría. Influyentemente documentada (o tal vez, redactada) por Betty Friedan en The Feminine Mystique, la ama de casa estadounidense se ha convertido en un personaje común para los creadores de mitos de Hollywood: aislada, vanidosa, aburrida; ahogando su resentimiento por sus 2.5 hijos y su engaño Don Draper de un padre en vino y pastillas. Cualquiera que sea la realidad, este meme lo dominó.

Cada meme se duplica como una identidad de consumo y se triplica como un motivo político fácilmente digerible. El “ama de casa reprimida” se convirtió en un chivo expiatorio girardiano en torno al cual se fusionó el nuevo orden feminista liberal. En los años 70, más de la mitad de las mujeres estadounidenses trabajaban junto a hombres fuera del hogar. La “ama de casa” estaba tan pasada de moda como los vestidos que habría usado, la amenaza que representaba ahora era mucho más imaginaria que real. Pero aun así, ella resucitó rutinariamente en la televisión y en las películas, el ícono ambivalente de la historia de las mujeres en Estados Unidos durante las décadas siguientes: la imagen superficial de lo que no debe ser, de un pasado regresivo que siempre amenaza con volver a imponerse. Debía ser implacablemente protegida contra ella, su imagen en nuestro mundo y en nuestros propios corazones erradicada, reemplazada en su lugar por la feminista girlboss sexual y económicamente “liberada”.

Las mujeres de hoy, especialmente, están sinceramente asustadas por la idea de convertirse en “solo una esposa y madre”. Las mujeres estadounidenses huyen voluntariamente del hogar, del espectro de convertirse en una “prisionera” o un “parásito”, o peor aún, una “prostituta glorificada”, a los brazos abiertos del empleador corporativo. Irisiblemente, llamamos a este proceso “libertad”.

Mark Mitchell, a través de Aristóteles, pinta un cuadro completamente diferente. En su extracto de Plutocratic Socialism, demuestra que la propiedad conduce a la virtud personal porque la propiedad implica la administración del hogar, lo que requiere hábitos regulares de gratificación tardía, ahorro y autosuficiencia, entre otros. Estos hábitos se convierten en virtudes con el tiempo, con dedicación. Públicamente, estas son las virtudes necesarias para la vida política en una sociedad democrática. Personalmente, estas virtudes son necesarias para la felicidad.

Mitchell se refiere al fenómeno económico de la disminución de la propiedad de viviendas; Me refiero al fenómeno cultural del ataque multigeneracional al ama de casa. Se aplica la misma lógica. Los comentaristas sociales a menudo citan “la paradoja de la disminución de la felicidad femenina” cuando intentan comprender la miseria de las mujeres modernas, como si la premisa de la llamada paradoja —que una expansión de la autonomía conduce necesariamente a una expansión de la felicidad— fuera evidente por sí misma. verdadero. Si, por el contrario, tomamos como cierta la tesis de Mitchell, entonces la historia de la disminución de la felicidad femenina no es una paradoja en absoluto, sino una profecía.

Si la felicidad surge de la virtud, y la virtud surge de los buenos hábitos, y los buenos hábitos surgen de ser custodios de los propios bienes, entonces atacar el papel de ama de casa es socavar la felicidad, o por lo menos, socavar el camino más claro hacia la felicidad. para la persona promedio.

La cruzada contra el ama de casa ha sido una de las campañas de branding más exitosas de la historia reciente. Que los guerreros de la cultura progresista fueran capaces de hacer que un personaje tan lamentable fuera totalmente representativo de la vida doméstica estadounidense, haciéndolo así digno de rechazo también, es una hazaña admirable de ingeniería social, y una que puede haber conducido a su manera a la misma cascada. del vicio y la miseria que nos gusta fijar retroactivamente a ese personaje.

Apareció primero en Leer en American Mind

Acerca de Opinión Cubana 550 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar