Represor involucrado en despido de profesor universitario se va a EE.UU.

El doctor en Ciencias Jurídicas René Fidel González García denunció este lunes que uno de los represores de cuello blanco involucrados en su despido como profesor de la Universidad de Oriente parte a Estados Unidos.

“Se va para Estados Unidos uno de los que participaron en la farsa de acusarme de mercenario para privarme de mi condición de profesor por falta de prestigio. No hay nada malo en lo primero, sino en lo segundo”, dijo el también ensayista santiaguero desde su perfil de Facebook.

Facebook / René Fidel González García. Captura

El nombre del represor es Lester Amaury Martínez Quintana, se desempeñaba como profesor de Derecho en la Universidad de Oriente, desde 1998, y tuvo un papel protagónico en la encerrona que le hicieran a González García para expulsarlo de esa casa de estudios.

De acuerdo con el afectado, el represor “fue artero y sucio, alevoso y taimado, pero enérgico y decidido en aquellas últimas reuniones en que ya todo se precipitaba por el peso del poder”.

Facebook / Lester Martínez Quintana

El 11 de noviembre de 2016, González García fue despojado de su cargo como docente de la Universidad de Oriente y de su categoría de Profesor Titular por motivos políticos, tras publicar artículos en sitios independientes de izquierda como La Joven Cuba, Rebelión, Sin Permiso y Cuba Posible, entre otros.

En su dictamen de expulsión, la Universidad sostuvo que el profesor se había radicalizado y “las publicaciones no poseían un carácter científico e influían negativamente en la formación integral del profesional”.

Desde entonces, el expulsado ha recurrido a las instituciones cubanas y hasta al propio gobernante Miguel Díaz-Canel para que se haga justicia en su caso. También excolegas y exalumnos redactaron una carta abierta en su apoyo, quienes resultaron víctimas de ataques por parte de la oficialidad.

Sin embargo, ahora, uno de los que lo acusó de mercenario y contribuyó a su expulsión deshonrosa anuncia que abandona el país para irse a vivir a Estados Unidos.

“Dice que son motivos familiares y todos le abren paso cordial y civilizadamente. Nada nuevo. La historia del oportunismo se repite una y otra vez, y casi siempre por la complicidad de nuestra memoria”, agregó González García en su publicación de este lunes.

De acuerdo con fuentes allegadas al represor consultadas por CiberCuba, hace pocas semanas faltó injustificadamente a su centro de trabajo y al reincorporarse pidió “la baja del Partido y de la Universidad”. En sus motivos, Martínez Quintana informó a sus superiores “que su esposa se había ido del país y que él tenía que seguirla”.

La esposa es una abogada originaria de Granma -como lo es el propio Martínez Quintana-, que salió de Cuba cruzando fronteras, según las declaraciones obtenidas por este medio.

“Se va anodino y cobarde, menguado, pero va escoltado. Yo, en cambio, sigo siendo el enemigo, el innombrable”, precisó González García en su texto, y adelantó que demandará “a los que violaron la Ley y los Derechos en contubernio asqueroso”.

CiberCuba no pudo verificar de manera independiente que el represor se encuentre fuera del país. Sin embargo, pudo constatar que otros académicos y letrados si parecen estar enterados de la noticia. Algunos de ellos expresaron su indignación, especialmente por la doble moral que impera en Cuba y de lo cual el extremista es apenas el ejemplo mas reciente.

Hoy marcha a Estados Unidos, pero hace pocos días estuvo en la comitiva que aupó a la Fiscal General de la República de Cuba, Yamila Peña Ojeda, y en la que también se encontraba Luis Alberto Pérez Llody, ahora vicerrector de la Universidad de Oriente, pero antes decano que se prestó para despedir al profesor.

Foto: Cortesía

Todos los rostros visibles de la foto, junto a la entonces rectora Marta del Carmen Mesa Valenciano -luego viceministra primera del MES, y más tarde cesada del cargo por las repercusiones de su artículo filofacista en el que definía cómo debía ser un profesor universitario y amenazaba con nuevas expulsiones- son responsables directos de la expulsión de González García.

“Es lamentable cómo la injusticia tiene poder y principalmente en la boca de los que se proclaman justos, y con cuchillo en el cuello obligan a vendar al resto”, dijo un abogado en los comentarios de la publicación del académico santiaguero que recibió también frases de apoyo y solidaridad.

Otro internauta recordó “la vieja frase de que detrás de un extremista siempre hay un oportunista”, mientras un tercero lo calificó como “un acto criminal”, no porque decida irse “a EE.UU. u otro país, el problema de esa gentuza es que siempre acusan al otro de esas acciones y más”.

CiberCuba también conoció que, tras graduarse de Licenciatura en Derecho en 1996 por la Universidad de Oriente, Martínez Quintana trabajó como Fiscal desde el 1 de septiembre de 1996 hasta el 20 de agosto de 1998, en la Fiscalía Municipal de su natal Bayamo, provincia Granma, de acuerdo con su Currículum Vitae.

CV de Lester Amaury Martínez Quintana. Captura

Unos días después, comenzó a trabajar como profesor en su alma mater, donde también se doctoró en 2007 y dos años más tarde adquirió la categoría docente de Profesor Titular.

“Esos son los nuevos revolucionarios y su prestigio. Esto no trata de él, trata de ustedes”, sentenció el profesor defenestrado en su texto de Facebook en referencia a la maquinaria de poder en Cuba.

Desde hace unos cinco años, ha ido en aumento el número de represores o de personas que sustentan la represión del régimen de La Habana que deciden radicarse en Estados Unidos. Algunos han sido denunciados a las autoridades estadounidenses, como Makbel Grau Rodríguez y Julio Francisco Orta Mateo, miembros del MININT acusados de cometer abusos y actos de violencia en Cuba.

Entre los casos más recientes, destacan los comunicadores que manipularon la información, desacreditaron a la sociedad civil cubana en televisión nacional y ahora entran por la frontera sur mediante la migración ilegal y aspiran al estatus migratorio de refugiados políticos.

La expulsión de centros de trabajo y de estudios por motivos políticos ha sido una práctica inherente al régimen cubano desde 1959 y sirve para castigar y, al mismo tiempo, para aleccionar a quienes intenten ejercer sus derechos.

El Observatorio de Libertad Académica (OLA) ha documentado más de 70 de ellos, entre los que se encuentran el despido e invalidación del título de médico al doctor Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, por denunciar la crisis sanitaria en Cuba; la expulsión de su puesto docente en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños al historiador y periodista Boris González Arenas; así como el despido del jurista Julio Antonio Fernández Estrada, quien se desempeñaba como profesor de Derecho de la Universidad de La Habana.

Leer en Cibercuba

Acerca de Opinión Cubana 550 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar