Cálculo de Cumplimiento – The American Mind

                    El público estadounidense es Verdulero de Havel.

Cuando Vaclav Havel escribió El poder de los impotentes en octubre de 1978, el ensayo se convirtió en un manifiesto de disidencia para los ciudadanos que luchaban contra los regímenes comunistas en Checoslovaquia, Polonia y en todo el Bloque del Este. En el ensayo, Havel describió el comportamiento de los ciudadanos comunes obligados a vivir bajo lo que llamó un sistema “post-totalitario”en el que los ciudadanos “ocultan los bajos cimientos de la obediencia, al mismo tiempo que ocultan los bajos cimientos del poder”.

Havel demostró que la forma en que los ciudadanos actúan y se expresan en su vida cotidiana le indica al régimen su nivel de conformidad con el statu quo. Incluso si no es un comunista con tarjeta, el gerente de la tienda de comestibles muestra su complacencia con el gobierno del régimen simplemente colocando un letrero en la ventana de su tienda que dice: “¡Trabajadores del mundo, uníos!” Que el letrero no revele nada sobre las creencias reales del verdulero es irrelevante. El significado de su acción se expresa a través de la exhibición pública del cartel: “Yo, el verdulero…vivo aquí y sé lo que debo hacer. me comporto de la manera esperado de mí.”

La cultura popular estadounidense actual exige inquietantemente el mismo comportamiento de los estadounidenses comunes que el verdulero hipotético de Havel. Ya sea que se ponga una máscara facial antes de ingresar a una tienda de comestibles o cuelgue una bandera del orgullo por el mes de junio, los estadounidenses están mostrando su conformidad con los caprichos de la clase dominante. Si en realidad son un aliado o piensan que las máscaras son efectivas, es irrelevante. Al igual que el verdulero de Havel, lo único que importa es su deseo de demostrar que son jugadores de equipo. La única diferencia es que son las represalias de las turbas de las redes sociales en lugar de los agentes de la NKVD lo que los ciudadanos temen ahora.

Tomemos como ejemplo a los jugadores de los Rays de Tampa Bay que se negaron a mostrar logotipos de colores del arco iris en sus uniformes. A través de los medios de ESPN a EE.UU. Hoy en día, los jugadores fueron calumniados como fanáticos. El lanzador de los Rays, Jason Adam, intentó defenderse explicando que su decisión se debió a su fe cristiana y no cambió el hecho de que amaba a todos. En la realidad de Jason Adam, las personas pueden coexistir en equipos del más alto nivel de béisbol a pesar de tener creencias diferentes. Desafortunadamente para él, Havel demuestra que es el mundo de las apariencias el que define la realidad.

Hay pequeñas diferencias entre la señalización insistente del Mes del Orgullo y los habitantes de un sistema postotalitario que señalan su obediencia, aunque, por supuesto, las consecuencias de la disidencia son bastante diferentes. Los miles de ciudadanos de la Checoslovaquia comunista que ponían carteles en sus ventanas componían el panorama de su realidad, así como la bandera del Orgullo en las calles de Estados Unidos forma el nuestro. El sistema requiere que todos vivan dentro de la mentira y acepten su vida. con ella y en ella. La indiferencia a las demostraciones del Orgullo es simplemente una ilusión: al mostrar el arcoíris, cada ciudadano obliga al otro a aceptar las reglas del juego y confirmar así el poder que requiere las manifestaciones del Orgullo en primer lugar.

Al mostrar el logo con los colores del arcoíris en sus uniformes, los jugadores de la MLB están participando en el mismo sistema que persigue a los que piensan mal como Jason Adam. Para que el sistema post-totalitario funcione, Adam no tiene que ser un aliado genuino, pero debe comportarse como lo es. Al negarse a adornar la bandera del Orgullo en su uniforme, Adam estaba señalando efectivamente su oposición a convertirse en parte del sistema postotalitario.

En consecuencia, este sutil juego de política de poder funciona en ambos sentidos. Los ciudadanos comunes pueden luchar contra este sistema abarrotando la plaza pública con puntos de vista opuestos y matizados. Simplemente diciendo lo que uno piensa en contra de la ilusión de consenso detrás de nuevas “normas” o movimientos culturales, los individuos pueden contribuir a la erosión de nuestra propia ilusión post-totalitaria y liberarse del sistema de control.

Apareció primero en Leer en American Mind

Acerca de Opinión Cubana 485 Articles
Publicamos noticias, crónicas y reportajes de actualidad cubana. Nos define la integridad periodística, la veracidad y la calidad de nuestra información.

Noticias diarias en tu email

¡Suscríbete para recibir noticias de actualidad cubana, comentarios y análisis acerca de Política, Economía, Gobierno, Cultura y más…

SUSCRIPCIÓN   |   ACCEDER

Sea el primero en comentar